MUSEO DEL ALGODON Y TALLER DEL LIENZO DE LA TIERRA

Este espacio facilita a las artesanas un lugar propio para reunirse, adelantar procesos de capacitación, administrar la Corporación y adelantar los aspectos organizativos, almacenar materia prima, ubicar sus telares y ruecas.

El Museo del Algodón y Taller del Lienzo de la Tierra da mayor resonancia a la labor de las trabajadoras del lienzo, para difundir sus producciones y conseguir nuevos mercados.

Es un lugar de descubrimiento y de recuperación de un elemento de la cultura, historia e identidad regionales. En este sentido, El Museo del Algodón y Taller del Lienzo de la Tierra de Charalá no sólo se encuentran objetos, ilustraciones, telas, sino que también se observan los procesos productivos.

Se tiene proyectado que El Museo del Algodón y Taller del Lienzo de la Tierra se vincule con la localidad a través de un Sendero Ecológico que permitirá conocer el entorno natural, las actividades socioeconómicas y de protección ambiental que se desarrollan en las parcelas.

El Museo del Algodón y Taller del Lienzo de la Tierra de Charalá será también un espacio de enseñanza – aprendizaje orientado hacia los colegios y las universidades locales (ubicadas en las ciudades vecinas de San Gil y El Socorro), lo cual permitirá que el interés desarrollado por los estudiantes motive a la población regional a acercarse y apropiarse de esta iniciativa. Será también una forma de proyección de la comunidad charaleña hacia un futuro mejor, valorando la solidaridad, el papel de la mujer y de la economía campesina en el desarrollo sostenible.

La primera, dedicada al arte textil Guane. Narra el descubrimiento de las telas guanes en la Mesa de los Santos. Describe los aspectos técnicos y culturales de esta actividad. Muestra la fibras que utilizaban los guanes y describe el hilado y tinturado del algodón. Se refiere a la mitología sobre los orígenes del conocimiento técnico de los indígenas. Esta sala también exhibe dos herramientas de la tradición textil santandereana: un molino de despepar (es decir, una desmotadora manual) y un torno de hilar.

Una transición entre la primera y la segunda sala recuerda la violencia extrema que acompañó la conquista, esta Destrucción de las Indias que denunció el padre Bartolomé de las Casas. Relata la resistencia y exterminación de los guanes.

Una segunda sala cuenta la historia de los textiles socorranos en la época colonial y su lenta decadencia en el transcurso del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX a partir una información general sobre la región del Socorro y los resultados de una investigación centrada en la caso de Charalá. Se analiza el mestizaje técnico que se presentan en Santander.
Numerosos testimonios y documentos de archivo revelan la importancia que tuvo la industria casera del lienzo en la región: campesinos y artesanos tuvieron una época de bonanza, exportando sus telas por gran parte de la Nueva Granada. Todavía la mayor parte del mundo rural colombiano se vestía con el lienzo de la tierra, tal como lo recuerdan las ilustraciones de uno de los paneles de esta sala.
Igualmente se relata el desarrollo de la industria textil inglesa y la incidencia de las importaciones de telas inglesas en el paulatino declive de la producción santandereana. Se ilustra en un panel el fallido intento de implantación en Santander, en el poblado de San de Suaita, de una industria textil moderna. Existe en San José de Suaita un museo dedicado a la historia de esta fábrica.
La tercera sala está dedicada al hallazgo realizado por investigadores de la Universidad Javeriana de las últimas huellas de la industria textil casera en los municipios de Charalá y Ocamonte así como al renacimiento de esta producción artesanal en Charalá. Describe los procesos de producción de las últimas artesanas tradicionales por medio de fotografías realizadas al inicio de los años 1980 y exhibe muestras de las diferentes fases del procesamiento del algodón con la explicación ilustrada de su modo de obtención. Por último, exalta la obra realizada por todos los permitieron el renacimiento de esta tradición artesanal y en particular, los miembros presentes y pasados de la Corporación de Recuperación Comunera del Lienzo de la Tierra.
Esta sala incluye un antiguo telar y muestras de hilos teñidos con productos naturales.
Además, este museo vivo y productivo está adjunto al taller donde trabajan parte de los integrantes de Corpolienzo lo cual permite entender mejor aún los procesos de producción que se exponen